La NASA está reuniendo un equipo de investigación para estudiar los ovnis

Únete a nuestra comunidad en Telegram

Hoy, la NASA anunció que está reuniendo un equipo independiente de investigadores este otoño para estudiar los avistamientos de fenómenos aéreos no identificados, o UAP, el término actualizado que ahora se usa para referirse a los OVNIs. La agencia espacial dice que planea estudiar estos avistamientos desde una perspectiva científica, pero también enfatizó que “no hay evidencia de que los UAP sean de origen extraterrestre”.

El equipo de estudio, que será dirigido por el astrofísico David Spergel bajo la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, intentará identificar qué datos existen en los UAP y descubrir la mejor manera de capturar datos sobre los UAP en el futuro. La NASA señaló que las limitaciones en los avistamientos hacen que sea difícil llegar a conclusiones lógicas sobre de dónde provienen los UAP. Los investigadores también tratarán de identificar cómo “la NASA puede usar esos datos para avanzar en la comprensión científica de los UAP”, según una publicación de blog de la NASA. El estudio será abierto y no clasificado, según Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencia de la NASA.

“NO ESTAMOS REHUYENDO EL RIESGO REPUTACIONAL”.

La NASA dice que el estudio de los avistamientos de UAP se alinea con los intereses de la agencia espacial, a pesar de que es poco probable que los extraterrestres sean la fuente de cualquier UAP. Discernir entre los UAP causados por fenómenos naturales o tal vez algún tipo de tecnología es crucial para uno de los objetivos menos conocidos de la NASA: proteger la seguridad aérea. Aunque la NASA es conocida por sus esfuerzos en la exploración espacial, la primera “A” en la NASA significa aeronáutica, después de todo. “La forma en que pensamos sobre esto en la NASA es consistente con nuestros principios de apertura, transparencia e integridad científica”, dijo Zurbuchen durante una charla transmitida en vivo en la reunión de la Junta de Estudios Espaciales de las Academias Nacionales de Ciencias. “No estamos rehuyendo el riesgo reputacional”.

Una diapositiva que señala los objetivos del nuevo equipo de investigación UAP de la NASA, presentado por Thomas Zurbuchen.

La noticia de este estudio llega después de años de exageración y cobertura de avistamientos de UAP en los medios de comunicación. En 2017, un informe del New York Times reveló que el Pentágono tenía un programa clasificado llamado Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (AATIP), que supuestamente investigaba avistamientos de UAP a menudo realizados por pilotos militares. Siguió un torbellino de interés de los legisladores y los medios de comunicación, y en 2020, el Departamento de Defensa creó la Fuerza de Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados, o UAPTF, dentro de la Marina para comprender mejor los orígenes de los UAP.

Si bien la NASA aún no había entrado en el debate de la UAP en una capacidad oficial, el administrador de la NASA, Bill Nelson, ha hecho numerosos comentarios sobre estos avistamientos, incluso insinuando que podría haber alguna explicación de otro mundo para lo que se está viendo. “He hablado con esos pilotos y saben que vieron algo, y sus radares se bloquearon en él”, dijo Nelson durante un chat en vivo organizado por la Universidad de Virginia. “Y no saben lo que es. Y no sabemos qué es. Esperamos que no sea un adversario aquí en la Tierra que tenga ese tipo de tecnología. Pero es algo”.

DESPUÉS DE AÑOS DE EXAGERACIÓN Y COBERTURA DE AVISTAMIENTOS DE UAP

En junio del año pasado, el Pentágono publicó su propio informe sobre los posibles orígenes de los UAP, enumerando cinco posibles explicaciones de lo que los pilotos han estado viendo en los cielos. Si bien muchas de las explicaciones eran más benignas, como el desorden en el aire y el fenómeno atmosférico natural, el Pentágono también enumeró una quinta clasificación de “otros” para eventos y avistamientos que no pudo explicar.

El 17 de mayo, un subcomité del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes celebró una audiencia para verificar el Grupo de Trabajo UAP, la primera vez que el Congreso celebró una audiencia pública sobre ovnis en más de 50 años. Durante la audiencia, Scott Bray, subdirector de la inteligencia naval de los Estados Unidos, afirmó que la Fuerza de Tarea de la UAP había recopilado 400 informes de avistamientos de la UAP. También presentó dos videos de UAP, uno de los cuales tenía solo unos segundos de duración que mostraba un pequeño objeto esférico que se movía rápidamente a través de la cámara. Bray lo usó como ejemplo para mostrar cuán poco detalle pueden obtener los pilotos durante los avistamientos de UAP a veces.

Sin embargo, Bray también argumentó que los extraterrestres no eran la respuesta. “Cuando se trata de material que tenemos, no tenemos material, no hemos detectado emanaciones dentro del Grupo de Trabajo de UAP que sugieran que es algo de origen no terrestre”, dijo Bray.

Otra diapositiva presentada por Zurbuchen con justificaciones para el estudio.

El año pasado, durante una conferencia de prensa, Nelson mencionó que había hablado con Zurbuchen sobre la posibilidad de que la NASA investigara los UAP desde una perspectiva científica. Hoy, Zurbuchen confirmó en una conferencia de prensa que el ímpetu para formar este estudio surgió de toda la atención que los esfuerzos de UAP del Pentágono han recibido en los últimos años. La NASA estima que el presupuesto para el estudio sería de entre unas pocas decenas de miles de dólares y 100.000 dólares.

La NASA dice que su estudio no está afiliado a la Fuerza de Tarea UAP o su sucesor, el Grupo de Sincronización de Gestión e Identificación de Objetos Aerotransportados (AOIMSG). Sin embargo, al anunciar el estudio hoy, Zurbuchen también señaló que UAP representa una amenaza para la seguridad nacional y la contrainteligencia, dos áreas que no caen exactamente bajo el ámbito de la NASA. “Eso no es lo que hacemos para ganarnos la vida”, dijo Zurbuchen. “Y no vamos a entrar en eso en la NASA. Eso es lo que otras personas hacen para ganarse la vida. Pero como nación, como gobierno, está claro que hay múltiples cosas que importan aquí, y hay un puñado de ellas que parecen demostrar tecnología avanzada”.

El equipo de investigación puede tener acceso a información clasificada en algún momento, aunque el enfoque estará en los datos disponibles públicamente. “No tengo autorización clasificada, y queremos que este sea un estudio abierto”, dijo Spergel durante la conferencia de prensa de hoy. “Así que en lo que confiaremos es que algunos miembros del comité tendrán autorizaciones y conocimientos que podemos lograr que podrían ayudar, pero sobre todo creo que realmente trataremos de ver qué podemos aprender de los datos abiertos”.

La NASA dice que el estudio tardará unos 9 meses en completarse. En última instancia, Zurbuchen cree que los datos que la NASA ha recopilado tanto observando el cielo nocturno en busca de asteroides potencialmente peligrosos como observando la Tierra desde el espacio podrían ser útiles para comprender mejor los UAP. “¿Podemos usar conjuntos de datos que están ahí y usar metodologías para encontrar eventos que son transitorios, ese tipo de alineación, a veces superposición, con algunos de estos otros avistamientos?”, Dijo.

Aunque la NASA enfatizó que no hay evidencia de que los UAP sean de naturaleza extraterrestre, Zurbuchen no cerró la puerta a esa posibilidad. “Si alguien me preguntara si realmente creo que hay evidencia irrefutable de vida inteligente aquí en uno de estos fenómenos, daría una respuesta que es absolutamente aceptable como científico”, dijo Zurbuchen, “que es: ‘No lo sé'”

Advertising

Últimas noticias