Google se une con empresa de tecnología médica para el desarrollo de herramientas de detección de cáncer de mama con IA

Únete a nuestra comunidad en Telegram

Google anunció hoy que ha licenciado su modelo de investigación de IA para la detección del cáncer de mama a la compañía de tecnología médica iCAD. Esta es la primera vez que Google otorga licencias de la tecnología, con la esperanza de que eventualmente conduzca a una detección más precisa del cáncer de mama y una evaluación de riesgos.

Las dos compañías apuntan a implementar eventualmente la tecnología en entornos clínicos del mundo real, apuntando a un «lanzamiento de 2024», dijo la gerente de comunicaciones de Google, Nicole Linton, al por el portal web The Vergeen un correo electrónico. Sin embargo, la implementación comercial aún depende del éxito de la investigación y las pruebas continuas. «Nos moveremos deliberadamente y probaremos las cosas a medida que avanzamos», dijo Linton en el correo electrónico.

«Nos moveremos deliberadamente y probaremos las cosas a medida que avanzamos».

La asociación se basa en el trabajo previo de Google para mejorar la detección del cáncer de mama. En 2020, los investigadores de Google publicaron un artículo en la revista Nature que encontró que su sistema de IA superó a varios radiólogos en la identificación de signos de cáncer de mama. El modelo redujo los falsos negativos hasta en un 9.4 por ciento y redujo los falsos positivos hasta en un 5.7 por ciento entre miles de mamografías estudiadas.

iCAD planea incorporar el modelo de investigación de IA de mamografía de Google en las herramientas existentes de iCAD. La primera es su herramienta «ProFound AI» que analiza imágenes de la tomo síntesis digital de mama (DBT), una técnica de imagen avanzada, a veces llamada «mamografía 3D». La herramienta escanea imágenes DBT para buscar densidades malignas de tejidos blandos y calcificaciones. iCAD también planea usar el modelo de Google con su herramienta de evaluación de riesgos, que según la compañía proporciona una estimación personalizada del riesgo de cáncer de mama adaptada a cada persona.

La esperanza es que la IA pueda convertirse en una herramienta para ayudar a los radiólogos y sus pacientes. En general, los expertos médicos se acercan a la IA con precaución. Hubo algunos casos en la investigación de Google de 2020 cuando los radiólogos detectaron cáncer que el modelo no vio inicialmente. Más allá de eso, no hay exactamente un estándar de oro para diagnosticar el cáncer. Eso podría dificultar el establecimiento de una buena línea de base al entrenar un algoritmo . Entonces, en lugar de apegarse a un binario de resultados, «cáncer» o «sin cáncer», tales herramientas de IA podrían mejorar al ofrecer más de dos opciones para explicar el «área gris del diagnóstico», escribe Vincent. Confiar demasiado en la IA sin recurrir a los médicos para evaluar todos los matices de la salud de un paciente, especialmente cuando se trata de tratar de detectar el cáncer en etapa temprana, podría aumentar el riesgo de sobrediagnóstico.

Por separado, Google dice que también está trabajando con el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) y el Imperial College de Londres para ver si su tecnología de IA puede funcionar como un «segundo lector independiente» en mamografías de doble lectura para «permitir que los radiólogos se centren en casos de alta prioridad mientras mejoran la consistencia y la calidad de la detección».

Últimas noticias