Elon Musk publicó nueva encuesta: ¿Debería quedarme o irme como CEO de Twitter?

Únete a nuestra comunidad en Telegram

Luego de los grandes cambios de política sin precedentes, Elon Musk acudió a Twitter el domingo para preguntar a sus seguidores si debería renunciar como director ejecutivo de la compañía. «¿Debería renunciar como jefe de Twitter?» Preguntó, y agregó que «acataría los resultados de esta encuesta». Al momento de escribir este artículo, la opción «Sí» lidera con más de 2 millones de votos emitidos. La encuesta concluirá alrededor de las 6 AM ET. En un tweet anterior, Musk afirmó que habría una votación pública cuando Twitter considere futuros cambios de política. «Mis disculpas. No volverá a suceder», dijo.

La votación se produce después de que Twitter anunciara un importante cambio de reglas que prohíbe efectivamente a los usuarios vincularse a plataformas competidoras, incluidas Facebook, Instagram, Mastodon y Truth Social de Donald Trump. Con su nueva política de «Promoción de plataformas sociales alternativas«, Twitter dijo que eliminaría las publicaciones que incluyan enlaces a esos sitios web. También advirtió a los usuarios que no intenten eludir la prohibición y dijo que los infractores reincidentes podrían estar sujetos a suspensiones permanentes. En el lapso de unas pocas horas, la compañía suspendió brevemente la cuenta de Paul Graham, el fundador de Y Combinator y uno de los primeros partidarios de la adquisición de Twitter por parte de Musk, después de que expresó su frustración con la política y le dijo a sus seguidores que lo encontraran en Mastodon.

Vale la pena señalar que Musk ya ha dicho que planea entregar las operaciones diarias de Twitter a otra persona. De hecho, hizo ese compromiso bajo juramento. «Francamente, no quiero ser el CEO de ninguna compañía», dijo a un tribunal el mes pasado. Una votación pública no cambiará eso, pero podría herir su ego. Además, no se dice en el tweet de Musk el hecho de que enfrenta una intensa presión de los inversores de Tesla para volver a centrarse en el fabricante de automóviles. Desde la adquisición de Twitter por parte de Musk a fines de octubre, el valor de las acciones de Tesla ha caído precipitadamente. Solo en diciembre, cayó un 22 por ciento. Todo eso ha llevado a algunos de los partidarios más ardientes de Musk a volverse contra el multimillonario.

Últimas noticias